El-mejor-restaurante-castizo-de-madrid

Los mejores platos madrileños en el corazón de la ciudad

No hace falta ser madrileño de nacimiento, ni mucho menos “gato” (tener abuelos y padres nacidos en la capital) para ser un enamorado de la gastronomía de Madrid.

Para todos aquellos que se chupan los dedos al comer unos callos tradicionales y disfrutan degustando los platos y tapas más típicos de la capital:  croquetas, rabo de toro, ensaladilla, merluza rebozada, huevo trufados, foie micuit o steak tartar con patatas suflé…, llega ahora Candela Madrid.

 

Basado en la comida de siempre

Este nuevo espacio gastronómico nace con el claro objetivo de recuperar los sabores, recetas y costumbres de siempre, y con el deseo de que los comensales que se sienten en sus mesas aprecien la esencia de las antiguas casas de comidas. Esas comidas de toda la vida donde se rendía pleitesía al uso del mejor género, a la elaboración artesanal y en donde se evitaban las florituras.

Para que lo anterior sea posible, Candela Madrid tiene el honor de contar con la experiencia consabida del chef José María Ibáñez, jefe de cocina del restaurante Semon durante 13 años. Este experto culinario va a ejercer de chef ejecutivo alegrando los paladares de los clientes con algunos de sus platos más célebres, como sus albóndigas con colmenillas, por ejemplo.

Otros deliciosos platos que están presentes en la carta, y que merecen una especial mención, son las alcachofas crujientes, los calamarcitos de potera con mayonesa de lima, los huevos con trufa o la tortilla de patatas estilo Betanzos. Los arroces también encuentran su sitio, pudiéndose consumir las especialidades a banda, de bogavante, de rabo de toro y boletus y fideuá negra con chipironcitos y langostinos. Por su parte, los más carnívoros pueden decantarse por el entrecot de vaca vieja madurada, el Tomahawk Steak, la milanesa de ternera, el solomillo con foie… Mientras tanto, los golosos pueden poner el broche final a sus cenas o comidas eligiendo entre delicias como la tarta de queso, el coulant de chocolate, la tarta fina de manzana o el tiramisú.

 

Un espacio para todos

 

Acogedor es la palabra perfecta para representar a Candela Madrid. Y es que en este establecimiento, ubicado en la zona de Hispanoamérica, en el castizo distrito de Chamartín, hay sitio para todos.

Sus dos espacios, -divididos en dos pisos: una planta de arriba más informal, donde poder tapear, disfrutar de un merecido afterwork o ver el partido; y la planta de abajo con una apuesta más formal, donde se encuentra el comedor-, proporcionan el escenario ideal para diferentes ocasiones.

¿A ti también te han entrado ganas de conocer Candela Madrid?

Los comentarios están cerrados.