Restaurante-con-terraza-en-madrid-sanidad-covid

Conoce al nuevo Candela Madrid

Os damos la bienvenida al restaurante Candela, la nueva casa de comidas de Chamartín. Situado en el barrio de Hispanoamérica, en Chamartín.

Este nuevo restaurante rinde homenaje a las casas de comidas de siempre a través de un género de primera categoría y de recetas clásicas de las que gustan al público madrileño: callos, croquetas, rabo de toro, ensaladilla, merluza rebozada, huevo trufados, foie micuit o steak tartar con patatas suflé son algunas de sus apuestas seguras. 

Nuestro concepto tiene su origen en las ganas de poder mezclar la pasión por los productos gastronómicos españoles de calidad, una estética diferente, protagonismo especial a la música y un servicio profesional.

 

En el diseño de la oferta ha colaborado el reconocido chef Jose María Ibáñez, jefe de cocina de Semon durante 13 años, que recupera algunos de sus platos más célebres, como las albóndigas con colmenillas.

El local cuenta con una zona de barra donde disfrutar del tardeo más animado, tomar el aperitivo o ver el partido, un comedor principal y distintos reservados para reuniones más íntimas y almuerzos de trabajo.

Candela Madrid es un restaurante hecho para los madrileños en el que se recuperan sabores, recetas y costumbres de siempre. Su propuesta culinaria respira la esencia de las auténticas casas de comidas, aquellas en las que se ponía sobre el plato el mejor género del mercado tratado con mimo artesano y sin florituras, mientras que sus diferentes espacios –barra, comedor y reservados– permiten desde disfrutar de la informalidad del tapeo y el animado ambiente del bar, hasta acoger encuentros más relajados, de tertulia y sobremesa, con la privacidad propia de las grandes mesas de poder.

EL REGRESO DE JOSE MARÍA IBÁÑEZ

El chef ejecutivo de Candela Madrid es el gran José María Ibáñez, alma de Semon durante 13 años. Aporta su dilatada experiencia en comedores de la talla de Jockey y Akelarre, su filosofía culinaria de respeto al producto y a la tradición y algunas de sus recetas más célebres, como las albóndigas con colmenillas, sin duda uno de los hits de esta nueva enseña.

Al frente de sus fogones se encuentra el gallego Pedro González Rial, exjefe de cocina el algunos de los restaurantes del Grupo Oter, mientras que de la partida de dulces y de darle el toque más contemporáneo a la propuesta se ocupa su segundo, Jorge Pérez-Juste, formado en El Celler de Can Roca.

Un gran equipo que ofrece una cocina honesta y de temporada, que pone por delante un producto excepcional –hay anchoas de Santoña, gambas blancas de Huelva, alcachofas de Tudela, fabes y verdinas con IGP Tierra Astur, vaca vieja gallega, ternera asturiana…– y donde todo se elabora en el propio restaurante.

 

INSPIRADO EN MADRID

Amén de las citadas albóndigas, en Candela Madrid no pueden pasarse por alto la ensaladilla rusa con langostinos, las croquetas de jamón o el matrimonio de anchoas, trío que da fe del nivel culinario del restaurante. Tampoco las alcachofas crujientes, los calamarcitos de potera con mayonesa de lima, la merluza a la romana, los huevos con trufa o la tortilla de patatas estilo Betanzos.

Y mucho menos deben dejar de probarse el rabo de toro –al estilo cordobés y sin harina–, sus impecables callos a la madrileña –con pata, mucho morro y el punto justo de picante–, el foie micuit hecho en casa o un académico steak tartar elaborado a la vista del cliente y acompañado de patatas suflé.

 

Platos, todos ellos, que remiten a la memoria culinaria de la capital, a sus grandes comedores burgueses, a la cocina de los hogares y al tapeo más castizo.

 

También sobresalen los arroces –a banda, de bogavante, de rabo de toro y boletus y fideuá negra con chipironcitos y langostinos–, las carnes –entrecot de vaca vieja madurada, Tomahawk Steak, milanesa de ternera, solomillo con foie…– y los postres, todos de manufactura casera, entre los que destacan la tarta de queso, el coulant de chocolate, la tarta fina de manzana y el tiramisú.

La carta de vinos la compone una cuidada selección de 25 referencias en la que, a excepción de algunos clásicos de alta gama, apuesta por etiquetas de autor, denominaciones de origen menos habituales –Toro, Bierzo, Ribeiro, Ribera Sacra…– y, en general, vinos de buena relación calidad-precio que no engrosen la factura final. Cabe mencionar también a un equipo de sala motivado y con experiencia que contribuye a redondear la experiencia.

 

DIFERENTES AMBIENTES

Candela Madrid cuenta con dos ambientes diferenciados. En la planta superior o planta calle se encuentra la zona de barra, con mesas altas y pantallas para ver el fútbol. Aquí funciona, en horario ininterrumpido, una carta de formato más informal que se completa con una amplia lista de cócteles tanto clásicos como contemporáneos y con actuaciones para animar el tardeo. La planta inferior, por su parte, alberga una sala más formal, con horario y carta de restaurante y con capacidad para 20 comensales y 6 más en una mesa apartada con vistas a la cocina. Dispone además de dos reservados para 10 y 6 personas respectivamente y de servicio de delivery.  

 

Add a Comment

Debes estar conectado para publicar un comentario